Información sobre Marbella

Historia, lugares de interés, monumentos de Marbella en malaga.pro

Estás viendo: Portada > Información sobre Marbella

Información sobre Marbella
Bandera de Marbella

Marbella está situada a orillas del Mediterráneo, entre Málaga y el Estrecho de Gibraltar, y en la falda de la Sierra Blanca.

Con 130.549 habitantes según el censo de 2008, es el segundo municipio más poblado de la provincia y el octavo de Andalucía. Además, es una de las ciudades turísticas más importantes de la Costa del Sol y durante la mayor parte del año es centro de atracción del turismo internacional gracias principalmente a su clima y su infraestructura turística. Aunque menos conocido, la ciudad también cuenta con un significativo patrimonio arqueológico y con varios museos y espacios escénicos, así como un calendario cultural con eventos que van desde el reggae hasta la ópera.

Pionera de la industria siderúrgica española en el siglo XIX, Marbella experimentó una expansión y crecimiento continuos a lo largo de las últimas décadas del siglo XX, desarrollando una economía basada en la construcción y la oferta turística destinada a visitantes y residentes temporales de medio y alto poder adquisitivo. El desarrollo de la industria turística y la prosperidad derivada de ella (el municipio concentra entre el 7 y el 10% del PIB de Andalucía según algunas fuentes) han atraído a una población de origen diverso, pero también han propiciado la actividad del crimen organizado internacional, que junto con los escándalos de corrupción institucional, han marcado la imagen de la Marbella contemporánea.

Historia


En el término municipal se han encontrado restos que atestiguan que ya estuvo habitado desde el Paleolítico y durante el Neolítico. Algunos autores opinan que el origen de la actual Marbella podría ser un asentamiento fenicio de los que abundaron en la costa de la provincia de Málaga. Sin embargo, no se han encontrado restos de ningún asentamiento significativo, aunque sí han aparecido diversas piezas en diferentes puntos del término municipal, como en los yacimientos de Río Real y Cerro Torrón.

Queda probada la existencia de un núcleo de población romana en lo que hoy es el Casco Antiguo: los sillares de la muralla los tres capiteles jónicos incrustados en ella, recientes descubrimientos en la calle Escuelas y otros muchos restos dispersos en la población así lo atestiguan. También encontramos otros asentamientos romanos junto a los ríos Verde y Guadalmina: villa romana de río Verde, termas romanas de Guadalmina y los restos de la basílica paleocristiana de Vega de Mar, que rodeada por una necrópolis visigoda prueba la continuada presencia humana posterior en la zona.

Edad Media
Durante la época islámica, y tras arrasar los normandos las costas de Málaga, los musulmanes fortificaron la plaza, construyendo en el siglo X un castillo y, posteriormente, varias torres almenaras y una cerca que protegía la ciudad. Esta se componía de calles estrechas y pequeñas edificaciones con grandes patios, siendo las edificaciones más notables la alcazaba y la mezquita. El núcleo urbano estaba rodeado por huertas, siendo los cultivos más afamados los higos y las moreras para la producción de gusanos de seda. El nombre actual puede derivar del nombre que los árabes le dieron: Marbil-la, que a su vez, conforme a algunos estudios lingüísticos, deriva de un topónimo íbero anterior.

Durante la época de los primeros reinos de taifas, Marbil-la fue disputada por las taifas de Algeciras y Málaga, cayendo finalmente en la órbita de la segunda, que a su vez pasaría a formar parte posteriormente del Reino Nazarí. En 1283 el sultán meriní Abu Yusuf lanzó una campaña contra el Reino de Granada en tierras de Málaga. La paz entre meriníes y nazaríes se alcanzaría con la firma del Tratado de Marbella el 6 de mayo de 1286, mediante el cual se restituyen al monarca nazarí todas las posesiones meriníes en Al-Ándalus.

Edad Moderna
El 11 de junio de 1485 la localidad pasa a manos de la Corona de Castilla, sin derramamiento de sangre. Los Reyes Católicos le otorgan el título de ciudad y la convierten en cabecera de comarca y en realengo. Es en esta época cuando se construye la Plaza de los Naranjos, siguiendo los diseños urbanísticos castellanos, y algunos de los históricos edificios que la rodean.

A partir de 1644 se introduce la caña de azúcar, cuyo cultivo se expande por toda la costa malagueña, dando lugar a la aparición de trapiches, como el Trapiche del Prado de Marbella. También en este siglo se levantan el Fuerte de San Luis, sobre el que ahora se encuentra el Hotel El Fuerte, y las iglesias del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y del Calvario.

Siglo XIX
A principios del siglo XIX surgieron los altos hornos de Marbella, que funcionaban con hierro de la mina de Ojén y madera de la sierra, y que fueron los primeros altos hornos civiles de España, llegando a producir hasta un 75% del hierro colado del país. En 1860 el Marqués del Duero funda una colonia agrícola, dando origen al núcleo de San Pedro Alcántara. De forma simultánea, en esa misma década comienza la desmantelación de la industria siderúrgica radicada en las ferrerías de El Ángel y La Concepción, afectando a las relaciones de producción de la población, que hubo de volver a las ocupaciones de la agricultura y la pesca. A esta situación se une la crisis generalizada de la agricultura tradicional, agravada por la plaga de la filoxera, que supone para Marbella altas cifras de paro y pobreza y la hambruna de muchos jornaleros que llegan a morir de inanición. Manuel Gutiérrez de la Concha e Irigoyen, Marqués del Duero.

La instalación en las infraestructuras de la ferrería de El Ángel en 1871 de la empresa minera británica The Marbella Iron Ore Company & Limited vino a aliviar momentáneamente esta situación, e incluso convirtió a la ciudad en foco de atracción de inmigración, aumentando así su población. Sin embargo, esta empresa no superó la crisis industrial de finales de siglo, cerrando sus puertas en 1893 ante la dificultad de colocar en los mercados la magnetita extraída.

A fines del siglo XIX, Marbella contaba con un núcleo urbano compuesto por tres sectores: el Barrio Principal, el Barrio Alto o de San Francisco y el Barrio Nuevo, y tres núcleos menores dispuestos alrededor de las antiguas ferrerías y de la granja-modelo de la colonia de San Pedro Alcántara además de viviendas aisladas en huertas y cortijos. La población se divide entre un reducido grupo de oligarcas y el pueblo, siendo la clase media prácticamente inexistente.

Siglo XX
En las primeras décadas del siglo aparecen los primeros hoteles: el Comercial, inaugurado en 1918, y el Miramar, que abrió sus puertas en 1934.

Durante el período de la II República, Marbella experimenta importantes transformaciones sociales motivadas por una fuerte movilización política y social. En los inicios de la Guerra Civil Española, Marbella fue, junto con Casares, el pueblo de la comarca occidental malagueña donde se manifestó con mayor intensidad la violencia anticlerical. Varios edificios religiosos de la ciudad fueron incendiados el día después del fallido levantamiento que dio origen a la Guerra Civil, entre ellos la Iglesia de Santa María de la Encarnación y la Iglesia de San Pedro Alcántara, de las que sólo quedaron en pie las estructuras.

Tras la Segunda Guerra Mundial, apareció en Marbella Ricardo Soriano Scholtz von Hermensdorff, Marqués de Ivanrey, quien hizo propaganda de Marbella entre sus ricos y famosos amigos. Ricardo Soriano adquirió una finca situada entre Marbella y San Pedro y allí construyó un complejo hotelero denominado "Venta y Albergues El Rodeo", dando comienzo al desarrollo del turismo de lujo en Marbella. Su sobrino, Alfonso de Hohenlohe, adquirió la finca Santa Margarita, embrión de lo que en 1954 sería el Marbella Club. Los pasos de estos serían secundados más tarde por miembros de otras conocidas familias europeas: Bismarck, Rothschild, Thurn und Taxis, Metternich, Goldsmith, de Mora y Aragón, o la familia Thyssen-Bornemisza, convirtiendo a Marbella en un punto de encuentro de la jet set internacional.

Monumentos y lugares de interés


Casco Antiguo
El casco antiguo de Marbella abarca el antiguo recinto amurallado y los dos arrabales históricos de la ciudad: el Barrio Alto, que se extiende hacia el norte, y el Barrio Nuevo, situado al este. El antiguo recinto amurallado conserva la misma planta aproximadamente que en el siglo XVI. Aquí se encuentra la Plaza de los Naranjos, ejemplo del urbanismo castellano del renacimiento, trazada tras la conquista cristiana, y que constituye el centro neurálgico del casco antiguo. Alrededor de la plaza se disponen tres edificios notables: la casa consistorial, erigida por los Reyes Católicos; la casa del Corregidor, de fachada gótico-mudéjar y renacentista; y la Ermita de Santiago, el templo religioso más antiguo de la ciudad, anterior a la plaza, ya que no está alineado con ella, por lo que se cree que data del siglo XV. Otros edificios interesantes del centro son la Iglesia de Santa María de la Encarnación, de estilo barroco, iniciada en 1618, la Casa del Roque y los restos del castillo y la muralla defensiva árabe, así como la Capilla de San Juan de Dios, el Hospital Real de la Misericordia y el antiguo Hospital Bazán, todas ellas de estilo renacentista.

Ensanche Histórico
Entre el casco antiguo y el mar, en la zona conocida como ensanche histórico, se sitúan el Paseo de la Alameda, donde se encuentra un pequeño jardín botánico, y la Avenida del Mar, una vía ajardinada con fuentes y una colección de diez esculturas de Salvador Dalí, que comunica el casco antiguo con la playa. Hacia el oeste de esta vía, pasando el Faro de Marbella, se encuentra el Parque de la Constitución, que alberga al auditorio del mismo nombre, y los Apartamentos Skol.

La Milla de Oro y Nueva Andalucía
En la Milla de Oro, es decir, en los cuatro kilómetros aproximados que separan el núcleo urbano de Marbella de Puerto Banús, se localizan algunas de las residencias más lujosas de Marbella, como el Palacio del Rey Fahd, así como algunos de los hoteles más emblemáticos, como son el Meliá Don Pepe, el Hotel Marbella Club y el Hotel Puente Romano.

Nueva Andalucía es una zona iniciada con el boom turístico, en la que destacan los restos de la villa romana de Río Verde y la Colonia de El Ángel, antigua ferrería convertida en colonia agrícola, donde se encuentra el Jardín Botánico El Ángel, con tres estilos de jardín diferentes.

El diseño de su bandera es motivo de controversia debido a que según algunas fuentes la bandera fue cambiada sin ningun tipo de consenso ni rigor heráldico por el gobierno del GIL.

Fuente: Wikipedia
Málaga.pro 2017
info [at] malaga.pro | Incluir Empresa en Malaga.pro | Farmacias en Málaga