Información sobre Torremolinos

Historia, lugares de interés, monumentos de Torremolinos en malaga.pro

Estás viendo: Portada > Información sobre Torremolinos

Información sobre Torremolinos Bandera de Torremolinos

Historia


Según algunos historiadores, los primeros asentamientos en lo que hoy es el término de Torremolinos se remontarían a la Edad de Piedra. Sin embargo, las primeras pruebas tangibles de la presencia humana en Torremolinos se remontan al periodo Neolítico. Según Juan Temboury, el entorno de la Punta de Torremolinos ofrecía condiciones idóneas para el asentamiento humano: albergues rupestres, buen clima y agua. En la zona se han encontrado restos de cráneos humanos, huesos, vasijas de arcilla, puntas de hachas y flechas que apoyan ésta teoría.

Edad Antigua
Según Ptolomeo, los fenicios fundaron muy cerca de Torremolinos la ciudad de Saduce, pero fueron los romanos los que se asentaron en el territorio del actual término municipal torremolinense, como atestiguan los restos de ánforas y de fábricas de salazones encontrados en las proximidades de las playas y las termas públicas del Peñón del Castillo. Los romanos construyeron la calzada que unía Gades con Malaca, que atravesaba Torremolinos, alrededor de la cual se situaban algunas villas y tres factorías de salazón. La vorágine constructora del siglo XX hizo desaparecer dos de las tres factorías bajo los cimientos de nuevas edificaciones, así como las cuevas de la punta donde se encontraron restos romanos y prehistóricos. No obstante, en los años 90 apareció una pequeña necrópolis romana de 23 tumbas, en el edificio San Luis de la Plaza de Cantabria, que permite confirmar la existencia de un poblado de unos 2.000 años de antigüedad.

Edad Media
Con la dominación árabe aparecieron los molinos, de los que llegaron a existir diecinueve y alrededor de los cuales surgieron asentamientos permanentes, aunque la presencia humana era reducida. Hacia el año 1300 la dinastía de los nazaríes comenzó la construcción de una torre almenara, que en las ordenanzas de 1497 figuraba ya como Torre de los Molinos, que completaría la composición del nombre de Torremolinos.

Edad Moderna
Tras la conquista cristiana del Reino de Granada, Torremolinos estuvo expuesto a las incursiones de los piratas hasta bien entrado el siglo XVIII, que frenaron el desarrollo demográfico del pueblo. Se tiene constancia por documentos del Archivo de Simancas de dos fustas ocurridas 1522 y 1524 en las que varios hombres fueron capturados y de los que nunca más supo, siendo probablemente vendidos como esclavos en Orán y Argel, donde tenía su base Barbarroja. El Almirante George Rooke destruyó Torremolinos en 1704.

Más adelante, la piratería árabe sería sustituida por la inglesa. Durante la Guerra de Sucesión Española, una flota anglo-holandesa, comandada por el almirante inglés George Rooke, saqueó y quemó las casas y los molinos, con lo que Torremolinos quedó totalmente destruido, recuperándose muy lentamente. Así, un padrón de 1769 refleja que la población estaba compuesta por tan solo 106 vecinos.

El problema de la piratería propició la construcción a partir de 1763 del Castillo de Santa Clara y una batería de cañones en las cercanas colinas de Montemar, de la que aún se conservan restos.

Edad Contemporánea
Hacia 1923 comienza el declive de la industria molinera. Torremolinos se unió entonces a la capital en 1924 por problemas económicos. Con la desaparición de la industria molinera Torremolinos fue una pequeña villa de pescadores hasta finales de la década de 1950, cuando se convirtió en uno de los primeros centros turísticos de la Costa del Sol.

Los primeros establecimientos turísticos fueron el Campo de Golf de Torremolinos, inaugurado en 1928; el Castillo del Inglés, abierto en 1930; el Parador de Montemar (1933); y el Hotel La Roca, que abrió sus puertas en 1942, aunque debido a la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial no fue hasta la década de los 50 cuando empiezan a llegar a Torremolinos personajes famosos como Grace Kelly, Ava Gardner, Marlon Brando, Orson Wells o Frank Sinatra y la Costa del Sol comienza a adquirir fama internacional. En 1959 se inauguró el Hotel Pez Espada, primer hotel de lujo de la costa. Durante los años siguientes continuó la apertura de hoteles, salas de fiestas y otros establecimientos turísticos que cambiarían radicalmente la fisionomía del pueblo y sus playas.

Lugares de interés


La calle comercial por excelencia es la Calle San Miguel, situada en el casco antiguo. Al final de esta calle se encuentra la Torre Molinos y no muy lejos el Castillo del Inglés o de Santa Clara. Entre los edificios notables destacan el Hotel Pez Espada y el Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso, ambos declarados o en proceso de ser declarados Bien de Interés Cultural (BIC). Otros edificios de interés son la Casa de los Navajas, de estilo neomudéjar, y la Iglesia de San Miguel, así como el Palacio de Congresos y Exposiciones de la Costa del Sol y el Auditorium Municipal Príncipe de Asturias, donde se celebran los mayores eventos de la ciudad.

Lugares de culto
Torremolinos cuenta con siete templos de culto católico, de los cuales el más antiguo es la Iglesia de San Miguel, construida en 1718 y ampliamente reformada en 1896. Está situada en la plaza de los Santos Arcángeles, siendo éste su antiguo nombre. La iglesia de la Virgen del Carmen alberga la imagen de la patrona de Torremolinos y fue levantada en 1979 sobre la antigua Capilla del Carmen de La Carihuela. Más recientes son la iglesia Madre del Buen Consejo, de 1974; la iglesia de Cristo Resucitado, construida en 1981 en El Calvario; la iglesia Madre de la Iglesia, en El Pinillo, de 1992; y la iglesia Santa María del Mar, en Playamar, de 2003. A estas iglesias se suman la Capilla del Sanatorio Marítimo, edificada en 1929, y la Ermita de San Miguel de la zona de los Pinares de los Manantiales.

Playas
El principal atractivo turístico de Torremolinos son sus playas. El término municipal dispone de casi 7 kilómetros de litoral, siendo sus playas principales las de Los Álamos, Playamar, El Bajondillo, La Carihuela, Montemar y El Saltillo. Se trata de playas urbanas accesibles desde el Paseo Marítimo. En general son de arena oscura y oleaje moderado y presentan un nivel alto de ocupación durante los meses de verano. Las más populares son la playa de El Bajondillo y La Carihuela, situadas en el centro urbano. La primera tiene más de un kilómetro de longitud por 40 metros de ancho. La Carihuela tiene la misma anchura aproximadamente y unos 2 kilómetros de longitud. Esta playa se sitúa en el antiguo barrio de pescadores del mismo nombre, donde abundan los restaurantes de pescaíto frito.

Zonas verdes
Las mayores zonas verdes de la ciudad son el Complejo Los Manantiales de Torremolinos-Jardín Botánico Molino de Inca y el Parque de La Batería. El primero se encuentra donde se ubican los nacimientos originales de los manantiales de Torremolinos y concentra más de 150 palmeras de 50 tipos diferentes, así como unos 300 árboles de 60 especies distintas y unos 400 arbustos también variados. Junto a el jardín botánico se encuentra el Pinar de los Manantiales, extenso bosque considerado el pulmón de la ciudad, donde brotan los manatiales que le dan nombre. Está equipado con barbacoas y mesas para la asistencia de público. La Batería cuenta con un lago central navegable y una torre mirador con vistas del litoral. Está situado sobre unos terrenos que en su día fueron baterías antiaéreas utilizadas durante la Guerra Civil y contiene varios cañones y una zona de pasadizos y búnkeres.

Como centros de ocio pueden citarse el parque acuático Aqualand y el Crocodile Park, zoo dedicado al cocodrilo y otros reptiles y anfibios.

Fuente: Wikipedia
Málaga.pro 2017
info [at] malaga.pro | Incluir Empresa en Malaga.pro | Farmacias en Málaga